07 Jul

Pasos para colocar un vinilo decorativo

Los vinilos son elementos decorativos que siguen estando de moda. Colocados sobre cualquier pared o superficie le dan un toque diferente a cualquier estancia creando una atmósfera y estilo determinado. A la hora de colocarlos, hay que tener en cuenta una serie de aspectos.

Lo más importante a la hora de colocar un vinilo es tener preparada la superficie donde se va a poner. Es necesario que la tratemos adecuadamente para que el resultado sea perfecto ya que si no está en las condiciones adecuadas, la durabilidad del vinilo no está asegurada y mucho menos el efecto estético final.

La pared o superficie sobre la que se va a pegar tiene que ser completamente lisa y a ser posible pintada con pintura plástica. Si la hemos pintado antes de recibir el vinilo, es importante dejar pasar dos semanas como mínimo antes de proceder a su colocación.

Para eliminar las impurezas o suciedad que haya en la pared, nunca hay que utilizar limpia cristales ya que contiene sustancias que después pueden dificultar el pegado del vinilo y que son totalmente contrarias al adhesivo. Si hay que limpiarla, se hará siempre con un paño húmedo con agua o bien alcohol de farmacia.

Tras preparar la pared, cogeremos el vinilo y lo sujetaremos contra la pared para buscarle la ubicación adecuada. Comprobaremos la posición correcta y haremos las marcas que sean necesarias en la pared para después acordarnos de dónde tiene que ir.

Cuando lo tengamos todo listo, volveremos a colocarlo y retiraremos el papel soporte desde la parte superior para que el transfer se vaya adhiriendo, poco a poco, en la pared. Nos ayudaremos con una espátula. En todo este primer proceso te puedes ayudar de cinta de carrocero para que todo el soporte quede sujeto sobre la pared y te sea más fácil trabajar.

Una vez adherido, pasaremos nuevamente por encima la espátula para reforzar su adherencia o bien un paño. El último paso, consiste en retirar el papel transfer que haremos de manera lenta y cuidadosa para que los bordes del vinilo queden bien sujetos y pegados a la superficie. Si nos resulta complicado retirar todo el transfer a la vez, podemos ir cortándolo a medida que lo vamos quitando.

vinilo decorativo

Es bastante normal que durante el proceso de colocación, se genere alguna burbuja de aire. Si te ocurre, lo más sencillo para eliminarla es pinchándola con un alfiler y frotar, posteriormente, con un trapo desde el extremo hasta la zona pinchada. Ahora ya puedes disfrutar del vinilo y acabar de dar los toques de decoración restantes a esa estancia de tu hogar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *